En Oaxaca; ¡Fiscal, evite que liberen a dos probables asesinos!

DETRÁS DE LA NOTICIA
Alfredo Martínez de Aguilar
 
* En víspera que un Juez de Distrito libere, mediante un Amparo, a los dos probables asesinos materiales de la hermana y tía del periodista Edgar Leyva, demandamos al Fiscal Arturo Peimbert que lo evite.


* Por tratarse de periodistas, corresponde conocer del caso a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra de la Libertad de Expresión, dependiente de la Fiscalía General de la República.

La falta de respeto a la Ley entronizó a la anarquía como principal fuente de riqueza mal habida en Oaxaca. Nada importa el juramento laico de las autoridades de respetar y hacer respetar la Ley.

La creciente impunidad trajo consigo el surgimiento de mafias familiares, de amigos, compadres y socios, todos ellos finalmente cómplices, que trafican con la procuración e impartición de justicia.  
Ambos fenómenos, anarquía e impunidad, destruyen el Estado de derecho y las leyes que de este emanan, y son resultado de las amplísimas redes de complicidad y de la escandalosa corrupción.

Su modus operandi se asemeja al del crimen y la delincuencia organizada, con el agravante que se trata de servidores públicos que laboran en la Fiscalía General y el Poder Judicial del Estado.

Más grave todavía resulta que los funcionarios públicos integrantes de dichas mafias tengan acceso directo y personal a información privilegiada de probables delincuentes que utilizan  para liberarles.
Es el caso de los probables asesinos de Rosa Isela Leyva Mendoza y Antonia Bernarda Guzmán Díaz, hermana y tía del periodista Edgar Leyva Mendoza, director del portal digital Urbano 24 Horas.

Las dos muertes tuvieron lugar durante un ataque perpetrado por varios sicarios en la colonia Ex Hacienda Tocuela, en jurisdicción del municipio de Ocotlán de Morelos, el pasado 3 de febrero.

El apoyo y solidaridad de organizaciones internacionales defensoras de la libertad de expresión obligó a la Fiscalía del Estado a aprehender a dos probables autores materiales del doble homicidio.

En su momento advertimos que podría fracasar el éxito de los Agentes Estatales de Investigación al identificar, ubicar y cumplimentar la orden de aprehensión asentada en la causa penal 155/2021.

La razón es muy simple y sencilla: la Jueza de Control con sede en Ejutla de Crespo, Mónica Alejandra Ramírez Reyes, probablemente forma parte de la mafia que libera a probables delincuentes.

Gerardo Castellanos Reyes, defensor de los probables responsables I. M. V., alias “El Tatuado” y P. D. G., alias “El Licenciado”, está vinculado al esposo de la Jueza Alejandra Mónica Ramírez Reyes.

Además, la controvertida Jueza de Control en Ejutla, Mónica Alejandra Ramírez Reyes, es esposa del licenciado Erik Carmona López, sobrino del Magistrado Doctor Gerardo Adelfo Carmona Castillo.

Este último es integrante de la Segunda Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia del Estado, que conoce y resuelve las impugnaciones por presunta corrupción de la Jueza Mónica Ramírez Reyes.
Los dos sujetos probables responsables fueron presentados en audiencia por la Fiscalía General del Estado ante la Jueza de Control con sede en Ejutla de Crespo, Mónica Alejandra Ramírez Reyes.

En audiencia, los dos probables homicidas solicitaron ampliación del término constitucional, que fenecía el pasado 5 de marzo, quedando en tanto en prisión preventiva de manera provisional.

Por las relaciones familiares y laborales que hacen presumir falta de imparcialidad, la Fiscalía del Estado solicitó al Tribunal Superior de Justicia que la Jueza se excusara de conocer del caso.

Es de lamentar que, una vez más, el Tribunal Superior de Justicia del Estado permitiera el evidente tráfico de influencia al turnar a la Segunda Sala Penal la impugnación a la Jueza Ramírez Reyes.

Como se temía, el Magistrado Carmona operó como integrante de dicha sala penal a favor de su sobrina política y no procedió la impugnación para que la Jueza se excusara de conocer el caso.

En víspera que un Juez de Distrito libere mediante Amparo a los dos probables asesinos materiales de la hermana y tía del periodista Edgar Leyva, demandamos al Fiscal Arturo Peimbert que lo evite.

Con la detención de la alcaldesa de Nochixtlán, Lizbeth Victoria Huerta, por la desaparición forzada de la activista Claudia Uruchurtu, el Fiscal demostró que está dispuesto a hacer respetar la ley.
Obligado a respetar la Ley, Arturo Peimbert debe solicitar a la Fiscalía General de la Republica atraer el asesinato de la hermana de Edgar Leyva, ya que se trata de la muerte de una periodista.

Rosa Isela Leyva Mendoza se desempeñaba como Gerente de Administración y Finanzas del portal digital Urbano 24 Horas, por lo que los tratados internacionales le consideran periodista.

En tales condiciones, corresponde conocer del caso a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra de la Libertad de Expresión, dependiente de la Fiscalía General de la República.
Pedimos intervengan los representantes de Artículo 19, Itzia Miravete Veraza; Jan-Albert Hootsen del Comité de Protección a Periodistas (CPJ), y Balbina Flores Martínez de Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Asimismo, demandamos la intervención de la Subsecretaría de Derechos Humanos de Gobernación, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y de la Defensoría de los Derechos Humanos de Oaxaca.

¡Justicia a la familia del periodista Edgar Leyva Mendoza! ¡Basta ya de impunidad en las agresiones y asesinatos de periodistas y de sus familias!
 
alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila
 

Compártelo:
Podría Intersarte