Tras el saqueo a comercios invasión de tierras y casas
Detrás de la Noticias

La política, hemos dicho hasta el cansancio, es la permanente historia de las traiciones. Una vez más se traiciona a Oaxaca y a los oaxaqueños. Para entender el lenguaje misterioso de la política hay que aprender a leer entre líneas en sentido contrario.

Con todo y no tener lógica formal es posible, sin embargo, adelantarse a los acontecimientos y preverlos. Ahí radica la trascendencia de los ejercicios de creación de escenarios políticos futuros y la Agenda de Riesgos, a fin de desactivar éstos.

Sin pretender ser adivinos ni agoreros del desastre podemos adelantar un escenario todavía más catastrófico para Oaxaca. Después del saqueo de comercios la guerrilla del EPR, seguramente invadirá tierras y viviendas con el pretexto de estar desocupadas.

Para fortalecer nuestro dicho, bien vale la pena recuperar una de tantas historias poco conocidas del conflicto de 2006. Ello permitirá dimensionar, al mismo tiempo, la magnitud de la perversidad de la mano negra que, otra vez, mece la cuna de la subversión.

Hacia el final del prefabricado conflicto de 2006 los propietarios de viviendas en las zonas residenciales de la colonia Reforma y San Felipe del Agua, se sorprendieron al ver a las puertas de su hogar a las mismas personas durante varios días.

Cuando preguntaron qué se les ofrecía, con la mayor tranquilidad del mundo, comentaron que cuidaban las casas que los dirigentes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) prometieron que al triunfar la lucha serían suyas.

Según testimonios de propietarios de las residencias, cuyos nombres omitimos por temor a represalias, las personas que vigilaban las casas explicaron que los dirigentes de la APPO pidieron que eligieran las casas que quisieran.

La razón es muy simple y sencilla: los fanáticos fundamentalistas marxista-leninistas de la guerrilla de la CNTE-EPR tienen como pretexto y una de sus principales banderas, combatir la acumulación de la riqueza de los capitalistas burgueses.

La estrategia para hacerlo es la llamada expropiación de la propiedad privada. De ahí sus acciones de saqueo, robo, extorsión, despojo, y destrucción de la propiedad privada en general.

Y aún falta lo peor: los secuestros de empresarios y sus familias. A quienes lo duden por ingenuidad, ignorancia, escepticismo o complicidad indispensable es recuperar la memoria histórica. Rafael Vicente Rodríguez  Enríquez, ex secretario de Organización de la Sección 22 del SNTE en 1995-1998, secuestró al hijo del dirigente de la Central de Abasto, Gonzalo Rodríguez, el 25 de julio de 2002.

En 2002, fue detenido junto con la indígena zapoteca de San Agustín Loxicha, Isabel Almaraz Matías, y con el estudiante universitario Pedro Castillo Aragón, por agentes de la entonces Policía Ministerial del Estado (PME), por pertenecer al Ejército Popular Revolucionario (EPR) y participar en el secuestro del hijo del dirigente de locatarios, Gonzalo Rodríguez.

El fundador del Frente Amplio de Comunidades Marginadas del Estado de Oaxaca (FACMEO), Fue ejecutado en diciembre del 2011 en el municipio conurbado de Santa Lucía del Camino, por robarse el rescate de los secuestros realizados para financiar al EPR.

Rafael Vicente Rodríguez  Enríquez perteneció, también, al Frente Amplio para la Construcción del Movimiento de Liberación Nacional (FAC-MLN).

Por si estos antecedentes de maestros guerrilleros secuestradores no bastaran, el 14 de enero de 2013 un comando de maestros guerrilleros secuestraron a los niños Alexa y Juan José Álvarez Benfield, hijos del empresario Juan José Álvarez Candiani, compadre del gobernador Gabino Cué.

Al igual que, ahora en el enfrentamiento en Nochixtlán, el comando armado de maestros guerrilleros que secuestró a los sobrinos del entonces del presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CEE), Gerardo Gutiérrez Candiani, lesionó gravemente de bala al escolta de la policía auxiliar, Claudio Imeldo Cruz Velasco.

Después de 4 meses que tuvieron cobardemente retenidos a los niños en una cisterna en condiciones infrahumanas, fueron liberados por elementos de la Procuraduría General de la República (PGR) y detenidos doce integrantes de la banda de secuestradores.

Los detenidos son: Luis Gutiérrez Zaldívar, David Vargas Araujo, Damián Gallado Martínez, Sara Altamirano Ramos, Mario Olivera Osorio, Lauro Atilano Grijalbo Villalobos, Alejandra Chávez Chávez, Alejandro Sandoval Martínez, Faustino Diego, Alberto Sandoval Rodríguez, José Ambrosio Martínez y Enrique Guerrero Aviña.

La sección 22 de la CNTE confirmó la identidad de los maestros: Mario Olivera Osorio, Damián Gallardo Martínez y Lauro Atilano Grijalva,  este último se desempeñaba como director de la escuela primaria Donají de Santa Cruz Tagolaba en Tehuantepec.

Por otro lado, se dio a conocer que Sara Altamirano Ríos estaba registrada oficialmente como candidata a la presidencia municipal del municipio de Jalapa del Marqués, por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Dos días antes del Domingo Negro, Día del Padre sangriento, advertíamos en nuestra entrega del viernes 17 de junio intitulada Oaxaca 2006-2016, acciones del Manual del Guerrillero en la que dimos a conocer las estrategias y tácticas guerrilleras:

“¡Qué caro están pagando los oaxaqueños en general, pero especialmente los empresarios su apatía, cobardía y complicidad! Hasta ahora son pérdidas materiales. Más pronto de lo que se imaginan pagarán con creces y quizás con sangre”.

“Sobrevendrán, agregamos, los asaltos a sus empresas, extorsiones, secuestros de los empresarios y sus familias, sabotaje y quema de sus instalaciones, ejecuciones, liberación de supuestos presos políticos, en realidad, políticos presos, a sangre y fuego”.

El robo de armas cortas y largas al destacamento de la Policía Estatal Preventiva en San Pedro y San Pablo Teposcolula confirma el modus operandi de la guerrilla del Ejército Popular Revolucionario para abastecerse de armas.

Entretanto, sigue la hoguera de las vanidades de los oportunistas como el titular de la Secretaría de Asuntos Indígenas, Adelfo Regino Montes, que renunció a su cargo, y exigió un diálogo urgente entre el Gobierno Federal y Estatal con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). ¿Por qué no renunció porque sus cómplices izquierdosos no dan clases?

Alfredo Martínez
Ver más de Alfredo Martínez

columnista alfredo-04

Compártelo:
Podría Intersarte