Próximo gobierno heredará un Pemex ineficiente y nada rentable

La producción de hidrocarburos líquidos del cuarto trimestre de 2023 contra el trimestre previo registró una caída de 15.3 mil barriles diarios debido a una menor producción de petróleo crudo de Pemex por 21.7 mil barriles diarios a pesar de una mayor producción de condensados por 7 mil barriles diarios

Menores precios afectaron las ventas de exportación y nacionales de Pemex, las cuales registraron una contracción anual de 14.3% y 17.6% en el cuarto trimestre de 2023, respectivamente

En el cuarto trimestre de 2023 la producción de hidrocarburos líquidos de Pemex (incluyendo la de socios y condensados) promedió 1 mil 856 millones de barriles diarios, cifra que resulta inferior a la registrada en el trimestre previo de 1 mil 871 millones de barriles diarios.

Si bien la producción anual en 2023 mostró un incremento de 91.3 mil barriles diarios con respecto a la producción de 2022, la producción del cuarto trimestre marca su segunda caída trimestral después de haber exhibido una tendencia creciente desde el tercer trimestre de 2020.

El retroceso en la producción de hidrocarburos líquidos entre el tercer trimestre y el cuarto trimestre de 2023 se explica por el declive en la producción de los nuevos campos petroleros, el cual no pudo ser compensado por el marginal aumento en la producción de los campos maduros (Gráfica 1). 

La producción petrolera de los nuevos desarrollos promedió alrededor de 571 mil barriles diarios en el cuarto trimestre de 2023 contra 591 mil barriles diarios en el trimestre previo. Para alcanzar las nuevas metas de producción petrolera de los siguientes años, será necesario que Pemex siga frenando el declive en la producción petrolera de campos maduros y continúe incrementando significativamente la producción aportada por los nuevos campos.    

Para asimilar de mejor manera por qué la producción de hidrocarburos líquidos de Pemex mostró una caída con respecto al trimestre previo, es conveniente analizar la contribución que hacen los socios de Pemex y los productos condensados. En relación al tercer trimestre de 2023, la producción de hidrocarburos líquidos se redujo en 15.3 mil barriles diarios al cuarto trimestre de 2023. Esta disminución se explica por una variación de -21.7 mil,  -0.7 mil y 7.0 mil barriles diarios en la producción de petróleo crudo de Pemex, socios y condensados, respectivamente (Gráfica 2).

Las ventas de exportación (en pesos) de Pemex mostraron una caída anual de 14.3% en el cuarto trimestre de 2023 debido principalmente al menor tipo de cambio (pesos/USD) y, en cierta medida, a las menores cotizaciones de la mezcla mexicana de exportación de petróleo (Gráfica 3). Por su parte, las ventas en México de Pemex cayeron a una tasa anual de 17.6% en el mismo lapso por los menores precios de algunos combustibles (Gráfica 4).  

Las menores ventas por exportación y nacionales representaron conjuntamente un decremento anual de 17.4% en relación al cuarto trimestre de 2022. Una reversa en el deterioro de activos y disminuciones en el costo de ventas, impuestos y derechos incidieron favorablemente sobre los resultados financieros reportados en el cuarto trimestre de 2023. En el mismo lapso de 2022 se registró una pérdida neta de 95.6 mil millones de pesos vs. una utilidad neta de 106.9 mil millones de pesos en el cuarto trimestre de 2023.

Valoración:

Si bien se registró un incremento anual de alrededor de 91.3 mil barriles diarios en la producción de hidrocarburos líquidos en 2023, una desagregación de este avance señala que la producción de petróleo crudo de Pemex cayó 97.7 mil barriles diarios mientras que la producción de condensados aumentó 188.4 mil barriles diarios.

Alcanzar las nuevas metas de producción petrolera de los siguientes años requerirá de una mucho mayor aportación de los nuevos campos y mayores inversiones en exploración y producción que permitan no solamente encontrar y desarrollar nuevos yacimientos de hidrocarburos sino también frenar el declive natural de los campos maduros.

Los riesgos asociados con las deficiencias financieras y operativas de Pemex repercutirán más allá de este 2024.
Compártelo:
Podría Intersarte