La 4T despliega operativo para inhibir el voto y sembrar miedo entre yucatecos

De manera desesperada Morena Yucatán ha implementado un operativo para desestabilizar la paz y tranquilidad del estado, trayendo de “emisarios” a funcionarios de otros estados con la intención de buscar diversas tácticas de intimidación para los yucatecos y con ello inhibir el voto y sembrar el terror entre la población, esto en anticipación a los próximos comicios del 2 de junio.

Según los informes obtenidos, el partido ha movilizado una considerable cantidad de emisarios desde varias entidades del país hacia Yucatán. Entre estos emisarios se encuentran funcionarios y figuras prominentes de Morena provenientes de estados como Quintana Roo, Campeche, Chiapas, Veracruz, Tabasco e incluso de la Ciudad de México. Se ha mencionado la posible participación de individuos vinculados a autoridades de Jalisco, entre otros lugares.

Uno de los nombres que resalta en este contexto es el de Layda Sansores, la gobernadora de Campeche, conocida por su estilo confrontacional y sus declaraciones polémicas hacia los opositores políticos. Se le atribuye haber generado controversia y discordia en su propia entidad.

Este operativo, que según los informes se ha desplegado a gran escala, tiene como uno de sus principales operadores a Kathia Meade, actual delegada del Bienestar en Jalisco y coordinadora general de un grupo identificado como “invasores”. Se le asigna responsabilidad sobre el primer distrito electoral federal, bajo la supervisión de la gobernadora Mara Lezama de Quintana Roo, una región marcada por la presencia del crimen organizado.

Otro individuo identificado en este plan es “Toño”, quien coordinaría acciones con personal del Infonavit de Yucatán, incluyendo a su titular estatal. Se rumorea que su tarea consistiría en implementar estrategias coercitivas en varios municipios, con el propósito de obstaculizar la participación electoral de los yucatecos el 2 de junio, incluso mediante la operación de grupos de choque.

Para el segundo distrito federal, se señala al gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, como responsable, quien enviaría a su operador Sandro Hernández para llevar a cabo acciones en Progreso, Izamal, Acanceh y Motul.

En el quinto distrito, se menciona a Layda Sansores y a su operador Carlos Ucán como los encargados de boicotear las elecciones, focalizando sus esfuerzos en Ticul, Tekax y Oxkutzcab, movilizando a un considerable número de personas en hasta diez municipios. Además, se ha identificado a Manuel Zavala, operador de Meade, con estrategias en Hunucmá y Umán.

En Mérida, se informa sobre la presencia de un grupo denominado “grupo Tabasco”, compuesto por aproximadamente 200 personas, lideradas por Tonali Ortiz, Lyndia Quiroz y Georgina Brito, conocidos como los “Hermanos Cabrera”, con la participación de gobernadores de Veracruz, Chiapas y Tabasco.

Se ha establecido una estructura organizativa en forma de pirámide, con coordinadores designados para cada distrito federal, seccional y territorial. Además, se planea alojar a los operadores en varios hoteles de renombre, como el Hyatt, Fiesta Americana, Español y Castellano.

Compártelo:
Podría Intersarte

Deja un comentario