Kanasín, saqueado por corruptos que ahora militan en el “lado correcto de la historia”

Con una playera color guinda, el Coordinador de Alianzas en Yucatán del partido Morena, el expriista Mauricio Sahuí Rivero, estuvo presente en el cierre de la campaña morenista a la presidencia municipal de Kanasín, donde acudió para dar un espaldarazo a su conocido operador territorial Wílberth Guillermo Buenfil Berzunza.

Más conocido en el medio político como “Wilo”, Buenfil es desde hace años la cabeza visible del grupo cercano a Sahuí Rivero en la compra de grandes extensiones de terrenos en Kanasín, Tecoh, Seyé y Oxkutzcab, así como en la asignación de la obra pública a empresas de dudosa reputación, creadas para recibir en adjudicaciones directas contratos municipales de esas localidades yucatecas.

En noviembre de 2021, a “Wilo” Buenfil se le atribuyó la filtración de las primeras fotografías de Mauricio Sahuí coqueteando con el partido Morena, durante una visita de René Bejarano, como parte de una estrategia para presionar al PRI de otorgar la candidatura de la gubernatura al exsecretario de Desarrollo Social.

Los escándalos de ese grupo político alcanzó a sus niveles más altos cuando “Wilo” Buenfil, sin la votación del Cabildo, fue nombrado director de Obras Públicas de Kanasín. Desde ese encargo estuvo involucrado en una serie de irregularidades en el manejo de recursos públicos y acusaciones de favoritismo en la contratación de obra pública, con marcado conflicto de intereses.

De acuerdo con documentos de la Comuna que presidió Wílliam Román Pérez Cabrera, a lo largo de 2019 la obra pública estuvo a cargo de personas allegadas al presidente municipal, a “Wilo” como director de Obras Públicas, al tesorero Jorge Armando Quijano Roca y a la coordinadora de Seguridad Jurídica Patrimonial, Ana Alejandra Romero Gamboa.

Los datos más sobresalientes de esas denuncias fueron:

1) Ana Alejandra Romero fue apoderada de la empresa Gebaude Proyectos de la Península, S.A. de C.V., que ha obtenido varios contratos de obra pública en Kanasín.

2) Otra empresa favorecida es Grupo Comercial Royal Colors, S.A. de C.V., cuyo objeto social principal es “compra, venta, arrendamiento, uso y en general la administración de toda clase de bienes inmuebles”, así como “la fabricación de todo tipo de pinturas vinílicas, acrílicas, epóxicas, impermeabilizantes, recubrimientos, estucos y similares”. Su apoderado —incluso se ostenta como su propietario— es Marcos Mauricio Pérez Canto, primo hermano del alcalde Pérez Cabrera.

3) En las actas de los movimientos de esta compañía inscritos en el Registro Público de Comercio se observa que en diciembre de 2010 se nombró como sus apoderados a Wílberth Buenfil —director de Obras Públicas—, Jorge Armando Roca —tesorero municipal— y otras dos personas. Solo en noviembre de 2019, esta empresa recibió dos contratos por más de 13 millones de pesos para “rehabilitación de calles”. El primero fue de $2.224,673, y el segundo, de $8.984,900, provenientes de recursos del Fondo de Infraestructura Municipal.

4) El administrador único de Desarrollo Industrial y Comercial del Sureste es José Alfonso Velázquez Rojas, según consta en el Registro Público de Comercio. Velázquez Rojas aparece también como beneficiario de por lo menos tres contratos para rehabilitación de calles y construcción de drenaje pluvial, de guarniciones y banquetas, los cuales implicaron pagos de más de $5.5 millones.

Compártelo:
Podría Intersarte

Deja un comentario