Yucatán entre los 17 estados con más pérdidas por catástrofes del cambio climático

El 46% de las pérdidas presentadas por siniestros de riesgos hidrometeorológicos en México se concentran en 17 estados, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Estos son Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Colima, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán.

Los fenómenos naturales de gran impacto, exacerbados por el cambio climático, exigen mayor capacidad financiera y operativa, que permita al sector asegurador actuar con prontitud en el proceso de recuperación ante los eventos catastróficos.

En pocos años, las aseguradoras han sido parte activa de la resiliencia en México en diferentes ocasiones: los sismos de 2017 por el que pagaron 1,458 millones de dólares y más recientemente el huracán más fuerte que haya pasado por Guerrero, Otis, por el que se han asumido responsabilidades hasta el momento por 1,745 millones de dólares.

México ocupa el lugar 23 entre los países con riesgo catastrófico alto por eventos de la naturaleza, lo que vulnera a hasta 77 millones de personas.

El cambio climático y sus efectos serán discutidos en la 33 Convención de la AMIS este 9 y 10 de abril, como uno de los principales asuntos de la agenda del futuro de las aseguradoras y la protección contra los riesgos de cara al 2050.

La industria aseguradora es clave en el desarrollo sostenible frente a diversos fenómenos globales, como el cambio climático, pues más allá de proporcionar resiliencia financiera en caso de desastres, tiene el papel estratégico de promover acciones que prevengan y reduzcan los efectos negativos de eventos de la naturaleza que se han visto potencializados por el cambio climático.

Esto se vuelve doblemente importante, considerando que México es uno de los 10 países con mayor riesgo catastrófico por fenómenos naturales, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y 45% del territorio está expuesto a inundaciones, según el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

El sector asegurador es el tercer inversionista institucional más importante del país con 553.6 billones de pesos en sumas aseguradas, que representan 17 veces el Producto Interno Bruto (PIB)[1]. Bajo esa visión al adoptar estrategias socialmente responsables y sostenibles, contribuyen al desarrollo de empresas y proyectos que promuevan la transición hacia una economía sostenible.

El paso del huracán Otis por la costa de Guerrero es un claro ejemplo de cómo el cambio climático ha afectado al país, dejando daños asegurados por un estimado superior a los 37 mil millones de pesos, según cifras reportadas al 27 de marzo.

La AMIS afirma que el sector asegurador es un facilitador de soluciones que pueden impulsar la sostenibilidad social y ambiental frente a las vulnerabilidades y riesgos que afrontan comunidades y ciudades. Tiene la gran ventaja de contar con información y modelos para monitorear los cambios que están sufriendo los eventos de la naturaleza, tales como huracanes, inundaciones, para mencionar algunos, y sugerir medidas para mitigar los riesgos.

Actualmente, existe una urgencia por convertir a las nuevas economías en modelos sostenibles que contribuyan a mitigar el impacto ambiental derivado de las actividades sociales.

Otra contribución del sector asegurador será el desarrollo de una taxonomía verde para las inversiones que realice la industria, un sistema de clasificación de activos y actividades económicas consideradas como verdes y con contribuciones sustanciales para el logro de objetivos ambientales.

Las aseguradoras son un agente de cambio importante en tanto el seguro se ha convertido en una herramienta financiera y social fundamental para medir los riesgos, predecirlos y mitigarlos, al mismo tiempo que busca disminuir las brechas de protección para que mayor número de familias y empresas puedan enfrentar los riesgos cambiantes que implican fenómenos como el cambio climático, y mejorar la vida de las generaciones futuras.

Este y otros temas se analizarán en la 33 Convención de Aseguradores AMIS, con el tema “Asegurando un mundo en transformación”, y que se llevará a cabo mañana y y el miércoles 10 de abril en la Ciudad de México.

2T41429 ACAPULCO, MEXICO – OCTOBER 26: Material damage to hotels and infrastructure in the tourist area, after Hurricane Otis hit Acapulco on October 26, 2023 in Acapulco, Mexico. Otis made landfall on the coast of Acapulco as a category 5 storm. (Photo by Luis Gutierrez/Norte Photo/)
Compártelo:
Podría Intersarte