Urgente análisis educativo en la nueva normalidad

Las acciones que define el Poder Ejecutivo en cuanto a las asignaciones y/o cambios en el destino de los presupuestos siempre deben ser aprobadas por el Poder Legislativo.

Desde que la Secretaría de Educación Pública (SEP) dictó el método educativo a aplicarse en el país, el Poder Ejecutivo en Yucatán debió replantear la estrategia en la materia que se seguiría en el estado, es decir, ante la llamada nueva normalidad académica, ya se debería haber trazado una ruta congruente y progresiva para adecuar el modelo educativo que planteó Esteban Moctezuma, para con los estudiantes de nuestra tierra.

Partiendo de esta premisa, la escuela particular o la pública, tendrían un modelo educativo digital o virtual, generando un giro de 180° al modelo actual. Ya no sería un 80% aula y 20% casa, sino que el proceso se invertiría, tal y como fue hace más de 100 años.

En esta nueva faceta, el educando estaría un 80% del tiempo en casa, que, para aquellos que cuenten con la posibilidad económica para ello, podrían contratar un asesor de acompañamiento personalizado (Institutriz). El restante 20% dependería de la guía de la escuela, con su respectivo docente en modo digital o virtual.

La Federación, hoy al frente de Andrés Manuel López Obrador, asevera que ningún niño reprobará, tal y como en su momento impulsó el sexenio pasado de Enrique Peña Nieto. Pero el tema de fondo no radica en este punto, sino en que el enfoque debe centrarse en el aprendizaje real.

Para quienes tienen la dicha de ser maestro, o de tener un familiar cercano con esta vocación, sin duda, un acompañamiento personalizado será un auténtico tesoro en el hogar, pero, para quienes no tengan esta opción, quizá tendrán que hacer un gran esfuerzo por contratar uno, ya que el aprendizaje real, prácticamente será clave en esta figura.

A partir del inicio del curso escolar, tendremos que esforzarnos en brindarle una educación complementaria a nuestros hijos, y esto implica, encaminarlos a la tecnología e innovación escolar, a cursos, talleres virtuales, clases complementarias, de idiomas, etc.

Sin duda, disciplinas y ramas del saber de las que antes podíamos darnos el lujo de prescindir, pero que en la era actual simplemente no pueden hacer falta en el bagaje del conocimiento de la generación actual de niños que hoy demandan ser formados en ellos.

Por tal motivo considero que el Ejecutivo local debió haber generado una propuesta de cambió de política pública en el tema, enviando al Poder Legislativo un documento que represente ese giro de timón para adecuarse a esta nueva normalidad educativa con dos recomendaciones que estimo viables y de sencilla ejecución:

Una vez definido a nivel nacional que la educación será vía digital mediante la Televisión Pública.-

  1. Efectuar una inspección “total” en cada hogar, de cada estudiante Yucateco para verificar que cuente con la herramienta adecuada, para con ello pueda ingresar a la nueva normalidad educativa. Ya sea con TV digital, tableta o computadora, y de no ser así, que el Estado se lo provea.
  2. Efectuar una inspección de los sistemas de redes para conexión a Internet: El WiFi y su capacidad de cobertura, para que cada alumno pueda conectarse a ello. De no ser así, el Estado deberá proveerlo.

No descarto que la medida ya esté siendo analizada por las autoridades locales en turno. No obstante es evidente la urgencia de resolver este tema en vísperas del inicio de clases del ciclo lectivo 2020-2021.

Confiemos en que algo parecido puede llegar a manos de nuestros legisladores en breve, y se analice su viabilidad y ejecución. Dotar con uniformes, camisas, zapatos, chamarras, mochilas, es necesario, sí, pero no responden a la condicionante del momento.

Efrain Rivero Euán, ex diputado local en la LIX Legislatura del Congreso del Estado de Yucatán y padre de familia.

Compártelo:
Podría Intersarte