Trapecista con licencia para perder

El trapecista partidista Rommel Pacheco Marrufo solicitó licencia en la Cámara de Diputados, para continuar como candidato de Morena para la alcaldía de Mérida. Toma la decisión a unos días de que la “corcholata presidencialClaudia Sheinbaum Pardo no le aceptó su renuncia a esa candidatura y lo regañó por su más reciente error político: apoyar la campaña de Clara Brugada Molina a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

Brugada Molina es morenista pero fue impuesta a esa candidatura por el jefe máximo de Morena, Andrés Manuel López Obrador, luego que Sheinbaum Pardo intentara dejar como sucesor a su incondicional Omar García Harfuch. El nuevo, enésimo error político de Pacheco Marrufo no le causó nada de gracia a Claudia Sheinbaum.

Todo parece salir mal al trapecista yucateco, pues su nominación como candidato a la presidencia municipal de Mérida era un mero trámite en su camino a la Comisión Nacional del Deporte, su verdadero objetivo, pero desde hace días quien se perfila para la Conade es el exfutbolista Moisés Muñoz.

La licencia del trapecista abarcará del 30 de marzo hasta el 2 de junio, coincidiendo con el período electoral. Ante lo que considera una derrota inminente, planea regresar al Congreso de la Unión justo al día siguiente de la jornada electoral, pues ya sabe de su inminente derrota frente a la panista Cecilia Patrón Laviada.

Si bien podría haber optado por una licencia indefinida, Rommel asume su destino político o perdería las pocas esperanzas de seguir en la política. La magnitud de su derrota aún permanece incierta.

La pregunta que queda en el aire es si la diferencia de votos en su contra superará la marca establecida por su asesor Víctor Caballero Durán, quien sufrió una derrota con una brecha cercana a los 100,000 votos frente a Renán Barrera en 2018.

Compártelo:
Podría Intersarte