PAN, Morena y MC, endeudan a los meridanos por 15 años

En sesión de cabildo los regidores de las tres fracciones avalan un préstamo por 350 millones de pesos que tomará 15 años pagar.

La fracción de regidores del PRI votó en contra de esta medida; he aquí su posicionamiento íntegro:

A la ciudadanía, la opinión pública y medios de comunicación:

El día de hoy, el H. Cabildo de Mérida, aprobó por mayoría calificada de votos con el apoyo de las fracciones de regidores del PAN, de Movimiento Ciudadano y demorena, un préstamo por 350 millones de pesos pagaderos a 15 años para inversión pública. La fracción de regidores del PRI, votó en contra.

De acuerdo a los análisis presentados por el gobierno municipal en la solicitud del préstamo, refieren que el Ayuntamiento deberá pagar durante 15 años, $334.2 millones de pesos en intereses, adicional al monto de capital por los 350 millones de pesos autorizados; que hacen un total de $684.2 millones de pesos.

Desde el inicio de esta administración, los regidores pertenecientes a esta fracción del PRI, hemos monitoreado el ejercicio del gasto mes a mes y hemos pugnado por aumentar la inversión pública para la construcción, rehabilitación y modernización de mucho del equipamiento urbano de nuestra ciudad, dado que con cifras del año 2021, solamente se invirtió en obra pública del dominio público el 5.7% del total de los egresos del Ayuntamiento, incluso más bajo que el ejercicio del 2020 aún,cuando la pandemia tenía sus peores efectos- con un 6.5% de los egresos anuales.

Hemos propuesto permanentemente como fracción del PRI al gobierno municipal,elevar la inversión pública con recursos propios del Ayuntamiento, dado el histórico incremento de los ingresos para 2022, que llevan a tener la recaudación más alta por efectos principalmente del incremento al impuesto predial y al impuesto sobre adquisiciones de inmuebles (ISAI), con una recaudación al mes de Mayo por $649 millones y $353.3 millones, respectivamente; haciendo un total en estos dos rubos en los primero cinco meses por $1,002.3 millones de pesos.

Aunado a esto, y con cifras al 30 de mayo del presente, el Ayuntamiento tiene un saldo en cuentas bancarias por un total de $1,609.2 millones de pesos, dividido en $1,090.4 millones de ingresos propios y $ 514.2 millones de recursos federales.

De igual manera, el presupuesto de egresos actualizado para ejercer en 2022 asciende a $4,997.6 millones de pesos.

Es decir, se tienen las condiciones financieras para realizar una gran inversión pública a través de la captación de ingresos propios del Ayuntamiento y no recurrir apréstamos que impacten a largo plazo el endeudamiento del gobierno municipal y endeuden a los meridanos; y con un claro compromiso por parte del municipio de un programa de reducción de gastos superfluos, improductivos y dirigidos principalmente a servicios personales y de comunicación y publicidad, que tan solo en el año 2021, en estos dos rubros el gasto fue de $362.8 millones y representa un 3.6% más que el monto del préstamo que hoy se aprobó por los regidores del PAN,de Movimiento Ciudadano y de MORENA.

Si el ayuntamiento puede pagar en un año de ejercicio, 362 millones de pesos en publicidad y servicios técnicos y de honorarios, con recursos propios y sin solicitar préstamos algunos, ¿porque no pagar de la misma manera la inversión en obra pública por 350 millones de pesos para beneficio de los ciudadanos de Mérida sin recurrir a un préstamo?

Solo hay una respuesta: existe una deuda de la cual no se habla mucho y es del pago de $588 millones de pesos por la determinación judicial del pago del adeudo de luminarias y de la cual, aún no se resuelve la petición del ayuntamiento de pagos mensuales por 20 años para su liquidación.

Esto haría, que con los $588 millones del adeudo de luminarias más los $684.2 millones con intereses incluidos del préstamo que hoy autorizaron, representaría un adeudo con compromisos de pago contraídos por el Ayuntamiento a largo plazo por $1,272 millones de pesos, durante un plazo que abarcaría las próximas cinco administraciones municipales.

Finalmente, las mismas empresas calificadoras que evalúan la calidad crediticia del gobierno municipal mencionan, que el pago de luminarias puede representar un riesgo crediticio para el ayuntamiento.

Finalmente como lo menciona S&P Global Raiting, empresa calificadora en su boletín de prensa del pasado mes de mayo, que a la letra menciona:

“Gracias a la mejora en la recaudación a partir de ese momento, esperamos que las necesidades de infraestructura se financien con ingresos propios, y no se solicite nuevo endeudamiento”.

Por esto, la fracción del PRI en el cabildo de Mérida, voto en contra de la adquisición de este préstamo por 350 millones de pesos, ante la responsabilidad que tenemos por velar por los recursos de los meridanos.

La autoridad municipal prefirió ir por el lado más sencillo sin sacrificar la alta burocracia municipal y afectar nuevamente al ciudadano que deberá de pagar durante 15 años un préstamo innecesario.

Compártelo:
Podría Intersarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.