Espionaje exhibe al “peronismo” en Argentina a días de la segunda vuelta para elección Presidencial

La detención de un expolicía que poseía información confidencial sobre un millar de políticos, jueces y líderes sociales ha sacudido al peronismo a menos de dos semanas de la segunda vuelta electoral en Argentina. Ariel Pedro Zanchetta, exagente federal arrestado hace cinco meses por espiar a dos jueces, llevó a cabo un extenso operativo de vigilancia ilegal, según el Ministerio Público Fiscal.

Zanchetta, quien trabajó 25 años en la policía, recolectó datos privados y creó carpetas con información personal de diversas figuras públicas, incluyendo al presidente Alberto Fernández, los candidatos presidenciales, funcionarios públicos destacados, jueces, periodistas, líderes sociales, sindicalistas y artistas. La fiscalía ha ampliado la investigación sobre la posible participación de Zanchetta como agente no declarado de la Inteligencia estatal durante el Gobierno de Cristina Kirchner (2007-2015).

La revelación del megaoperativo llega en un momento crucial, a días de la segunda vuelta presidencial prevista para el 19 de noviembre. La investigación vincula a Zanchetta con dos funcionarios peronistas cercanos a Kirchner, generando tensiones dentro del partido. Según la fiscalía, Zanchetta tenía vínculos con un diputado nacional y un directivo de la agencia tributaria del Estado.

El expolicía ofreció información comprometedora a un diputado peronista sobre jueces, fiscales, directivos de medios y políticos opositores en un intento de contrarrestar una denuncia de dádivas relacionada con un viaje a la Patagonia. La información fue filtrada, dando lugar a acusaciones sobre un supuesto uso político de la justicia.

Zanchetta, quien dejó de trabajar para la Agencia Federal de Inteligencia en 2015, se presentaba como periodista y publicaba parte de la información en un medio digital local. Los fiscales sostienen que informaba a Néstor Fabián Rodríguez, exsubsecretario de Coordinación de Medios en la provincia de Buenos Aires y actual directivo de la agencia tributaria. La casa y la oficina de Rodríguez fueron allanadas, encontrándose una veintena de computadoras y teléfonos.

El expolicía tenía información sobre políticos opositores y peronistas, generando repercusiones en la escena política argentina. La denuncia de espionaje ha desatado reacciones, incluyendo la participación de Patricia Bullrich, ex candidata presidencial por el partido de Mauricio Macri, y Javier Milei, candidato presidencial ultraderechista. Aunque el peronismo se ha mantenido en silencio, algunos críticos han cuestionado la revelación alegando oportunismo cerca del final de la campaña electoral. Juan Grabois, dirigente social y precandidato presidencial, denunció la aparente corrupción en el Poder Judicial, las fuerzas y los servicios de inteligencia.

Compártelo:
Podría Intersarte