“Balam: Un Viaje en 3D para Celebrar y Compartir la Cultura Maya”

Los cineastas Esteban Cobos y Carlos Castro han unido su pasión por la cultura maya en un emotivo cortometraje en 3D titulado “Balam.” Esta obra no solo celebra la rica herencia maya, sino que también la lleva a nuevas alturas al participar en una gira por más de 15 festivales de cine en todo el mundo. Dirigida por el talentoso Guillermo Casarín y animada por el aclamado estudio Magic Hammer de Yucatán, “Balam” es una conmovedora historia que sigue el viaje de Itzel, una niña, y su fiel compañero, el jaguar Balam, mientras se embarcan en un viaje de autodescubrimiento y conexión con sus raíces ancestrales.

Este cortometraje no solo es un logro artístico en términos de animación en 3D, sino que también es una expresión profunda de amor y respeto por la cultura maya. La trama envolvente de “Balam” atrae a audiencias de todas las edades, brindando una experiencia inolvidable que resuena tanto con los jóvenes como con los adultos. La historia lleva a los espectadores a un mundo mágico donde la tradición y la espiritualidad maya se fusionan con la aventura y el peligro.

El estudio Magic Hammer de Yucatán, con más de una década de experiencia en la animación 3D, ha demostrado su excelencia al llevar esta historia a la pantalla. Su contribución a la evolución de la animación en el sureste de México ha sido notable, y “Balam” es otro ejemplo impresionante de su talento y dedicación.

“Balam” ya ha tenido un impacto significativo, participando en cerca de 20 festivales, 13 de ellos a nivel internacional y 7 a nivel nacional. La recepción positiva de la audiencia y la crítica en estos festivales resaltan la importancia de compartir la cultura maya en todo el mundo y cómo el arte cinematográfico puede ser un puente para conectar culturas y comunidades.

A medida que “Balam” continúa su viaje en el mundo del cine, se espera que siga inspirando a las personas a explorar y apreciar la riqueza de la cultura maya. Este cortometraje no solo es una celebración de las raíces culturales, sino también un recordatorio de la belleza y la importancia de preservar y compartir las historias que dan forma a nuestra identidad global.

Compártelo:
Podría Intersarte