AMPI Mérida “ambiciona” peligroso monopolio

La Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) capítulo Mérida, que dirige Enrique Trava Griffin ha perdido por completo el rumbo de quienes fundaron esta organización, y quienes ven en su actual dirigente una fuerte ambición de Poder, comenzando por el hecho de ser el primero en “eternizarse” en dos periodos al frente de la asociación, denuncian agentes inmobiliarios.

Recientemente Trava Griffin se refirió a la existencia de 5 mil agentes “pirata” en Yucatán, de los que asegura que son improvisados, y ponen en riesgo el patrimonio de los yucatecos. Con ello, la necesidad imperiosa de que exista una rectoría con el Estado, para que sea el gobierno quien ponga una licencia estatal, y un registro de socios. Así como que pueda sancionar y supervisar la operación de los agentes. 

De acuerdo con denuncias anónimas presentadas a este medio de comunicación, lo que en letra suena “bonito” en la práctica es un claro intento de la AMPI de Trava Griffin por ser juez y parte, y monopolizar el control y designio de quien puede o no ejercer como agente inmobiliario. Ya que, pese a propone a gobierno como rector, se auto propondrían como el asesor de ese rector. 

Diferencia sin “tejemaneje”

Quintana Roo, la entidad vecina a Yucatán maneja una regulación de agentes inmobiliarios de forma colegiadas entre asociaciones civiles y universidades. La propuesta AMPI no da lugar a este cuerpo colegiado, y por ende, se inclina más a un monopolio. 

Incongruencia 

Pese a que Trava Griffin se refirió a la existencia de más de 5 mil agentes “patito” y a la venta de lotes, el 80% de los agremiados a AMPI tienen ese mismo perfil, pues no tiene una licencia o registro en el grado que el dirigente exige, ocultando de esta forma que “cojean” del mismo pie.

Compártelo:
Podría Intersarte