Se prepara el Ayuntamiento para la temporada de lluvias


Ante la cercanía de la temporada de lluvias, como medida preventiva, Servicios Públicos Municipales comenzó a hacer, desde hace algunas semanas, mejoras al sistema de drenaje de la ciudad y las comisarías, como la construcción de aljibes para aligerar la absorción del agua y el mantenimiento constante.
El jefe del departamento de Drenaje Poniente, Alejandro Cetina Herrera, informó que en varios puntos del Poniente, como Ciudad Caucel, Mulsay, Juan Pablo II, Francisco de Montejo y próximamente en la colonia Álvaro Torres, se construyeron aljibes para una absorción más rápida del agua pluvial.

Explicó que este depósito, con capacidad para 20,000 litros, es complementado con cuatro rejillas que son las que captan el agua y la llevan hasta el aljibe que se construye bajo los camellones.

Asimismo, se continúa con el corte transversal de calles, que se realiza a mitad de la vialidad para evitar que los pozos se “ahoguen” y, al contrario, se absorba más rápidamente el agua.

Destacó que por instrucciones del alcalde, Mauricio Vila Dosal, los departamentos de Drenaje en Oriente y Poniente, está dando continuo mantenimiento y limpieza a los pozos y a las rejillas de todas las colonias.

En comisarías, agregó, ya se hizo la limpieza de pozos y rejillas, y en breve se iniciará una segunda vuelta para dejarlas completamente listas y funcionales.
Manifestó que en el Centro Histórico dos veces a la semana se realiza el desazolve para garantizar que los sistemas de drenaje funcionen de manera más eficiente.

-Hay gente que se desespera al ver que el agua no se absorbe, pero el sistema puede tardar hasta tres horas, lo que es un parámetro normal -explicó.
Señaló que el drenaje de Mérida funciona bien porque recibe constante mantenimiento y limpieza, pero que el buen funcionamiento también depende del cuidado que le dé la gente.

Al respecto, explicó que han detectado en varias colonias que la gente solicita rejillas para uso personal, ya que indebidamente conecta un desagüe del predio hacia ésta para deshacerse de aguas jabonosas u otras sustancias de sus predios o negocios.

Indicó que las aguas jabonosas “impermeabilizan” el pozo, estancando el líquido y generando moscos y malos olores para los vecinos.
Dio a conocer que Servicios Públicos Municipales está verificando que las rejillas no tengan mal uso y las que son usadas indebidamente por particulares son clausuradas.

-En algunos casos deberemos esperar a que lleguen las lluvias para detectar las rejillas innecesarias y cerrarlas -añadió.
Mencionó que todos los casos detectados son documentados con fotos y turnados al departamento de Inspección Ambiental del Ayuntamiento para que se inicie un procedimiento por el uso indebido de rejillas.

-La gente debe tener presente que el buen funcionamiento de las rejillas depende del cuidado que les den. Si no tiran basura, ni las utilizan como desagües, éstas funcionarán como es debido cuando lleguen las lluvias –recalcó.

Servicios Públicos Municipales cuenta con tres desazolvadoras de 9, 15 y 18 yardas; dos evacuadoras con capacidad de 53 y de 150 galones, dos perforadoras de pozo, siete pipas de las cuales tres tienen capacidad de 20,000 litros, dos de 14,000 y dos más de 7,000 litros; cinco bombas de desagüe, una bomba sumergible, seis compresores de aire y una planta generadora.

Además, cuenta con 215 personas divididas durante la semana en tres turnos y un turno extra.

noticias-mérida-merida-drenaje-01

Previous Corredor arqueológico Chichen Itzá - Valladolid - Cobá - Tulum al 100% para facilitar turismo
Next Yucatán y Zacatecas unen esfuerzos para eficientar uso de recursos