Saldremos adelante juntos, acota Cecilia Patrón

0
101

Tal y como lo advirtió en diciembre del año pasado, la diputada Cecilia Patrón exhortó de nuevo a los yucatecos a cuidar su dinero e implementar estrategias para aumentar la economía de las familias en este año, cuya situación no sólo se confirma, sino que ha sido mucho más grave de lo imaginado.

“Sabíamos que 2020 venía difícil, lo dijimos y advertimos que las gasolinas no iban a bajar, que los precios de la canasta básica se encarecían, que todo iba aumentar de precio y que la economía estaba gravemente amenazada por las medidas y los cambios que estaba, ya implementando el gobierno federal” expuso.

La legisladora panista señaló, sin embargo, que el Covid 19 vino a tirar todo y hoy la economía nacional lo está resintiendo con una caída histórica y sin precedente, como se anunció hace unos días al llegar a la cifra de 18,9 por ciento.

“Esto no se ve bien, pero los mexicanos nos caracterizamos por saber el camino para superar estos golpes, nos sale siempre la valentía por la economía familiar y a eso estamos llamados todos”,

La diputada también señaló que la semana pasada, en la Cámara de Diputados le entró a la defensa de la transparencia en el manejo de la salud de los mexicanos.

Dijo que la salud, entre otros temas, es un Derecho Sagrado y no se va a permitir que el Gobierno Federal lo maneje a su antojo, tal y como se pretende con las reformas a la Ley de Adquisiciones.

“La salud es un derecho que siempre hemos defendido con fuerza y mucha determinación en Acción Nacional y no permitiremos que nada ni nadie nos aparte del compromiso que hemos asumido para garantizar que todos los mexicanos tengan acceso a una buena atención médica, a medicinas e insumos médicos de calidad y a precios justos. 

Recalcó que es deber de todos los diputados evitar que el Ejecutivo tenga todo el poder y manga ancha para decidir a quién comprar, a qué precios, la calidad de la compra y, como ya lo hemos visto, beneficiar a los amigos con millonarias ganancias. 

“Al menos tenemos la sospecha de que eso se pretende y ejemplos de eso ya nos han dado varios, por eso las adquisiciones tienen su Ley, sólo es ver que se cumpla y eso sí, esa es responsabilidad del Ejecutivo de la 4 T” dijo la legisladora.

Aclaró que no se trata de poner en duda la lucha en favor de la salud del pueblo mexicano, ese es un derecho sagrado que no admite discusión. “A lo que nos oponemos es al abuso que quiere imponer la 4T, a través del grupo parlamentario de MORENA, para adquirir servicios, medicinas e insumos médicos mediante procedimientos poco transparentes, sin licitación pública, que incrementan la corrupción e impiden el legítimo ejercicio de controles parlamentarios que garanticen la pulcritud y sanidad de las finanzas públicas, en circunstancias en las que experimentamos una de las crisis económicas más severas del país. 

Este procedimiento de adquisiciones, expresó, pone en riesgo la salud de los mexicanos, al impedir que se implemente un sistema de evaluación para determinar la calidad de los medicamentos e insumos comprados en el extranjero por el gobierno federal.

“Tampoco se trata de garantizar el abasto de medicinas, mediante compras internacionales, cuando todos sabemos que México tiene capacidad de abastecer al mercado nacional con medicamentos de calidad y a precios accesibles, elaborados por empresas farmacéuticas de comprobada credibilidad técnica y científica”.

Si la verdadera razón de la reforma de la ley de adquisiciones fuese garantizar la salud de los mexicanos, entonces, el gobierno federal no debió recortar el presupuesto del sector en un porcentaje abajo del mínimo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS); al parecer, la austeridad republicana es mucho más importante que la salud de las familias mexicanas, pues, en su nombre se sacrifica su bienestar.

Por otra parte, en momentos tan difíciles como los que vivimos debido a la pandemia del Covid-19, el desempeño del gobierno federal ha estado muy por debajo de las expectativas de la sociedad mexicana: aplicación de pruebas rápidas de detección del Covid-19 en una proporción inferior a la requerida para evitar la propagación del virus;  la falta de protección al personal de salud del país, lo cual ha generado que aproximadamente el 15% de los contagios totales sean personas que laboran en el sector salud; asimismo, hemos observado con preocupación el desabasto de medicinas e insumos en los momentos cruciales de la pandemia.