Preocupa a restauranteros posible retorno a semáforo rojo

0
82

Ante el panorama que se está presentando en la entidad con el incremento de ocupación hospitalaria de pacientes COVID-19, existe una preocupación por parte de la industria restaurantera, por lo que nos sumamos al llamado que hizo la autoridad estatal a evitar la realización de reuniones y fiestas privadas, ya que un retroceso en el proceso de reactivación económica sería la muerte definitiva de muchos negocios.

Cómo he señalado anteriormente, la industria inicia el 2021 muy golpeada, aunque existe un panorama alentador con la llegada de las vacunas, debemos de ser responsables y mantener las medidas y protocolos sanitarios vigentes y bien aplicados ya que esta pandemia no ha terminado.

Para la industria restaurantera es de suma importancia que se mantenga la marcha firme en la reapertura, aunque sabemos que las restricciones actuales aún merman nuestra operatividad, la dinámica actual nos está permitiendo trabajar y encarrilar nuestros esfuerzos rumbo a una recuperación total.

Por lo anterior, exhortamos a la población a continuar con las medidas sanitarias, no es momento de bajar la guardia.
No queremos que ocurra en Yucatán lo que está sucediendo en la Ciudad de México en donde vemos con tristeza que el sector está consumiéndose, sabemos de marcas icónicas que ya no podrán reabrir sus puertas ni dar fuentes de empleo debido al semáforo rojo que se les ha decretado.

Consideramos que en Yucatán estamos a tiempo de disminuir los casos de Covid, no queremos sumarnos a la lista de entidades que están sufriendo cierres masivos y pérdidas de empleos significativas. Algo así en Yucatán sería matar a muchos negocios y golpear fuertemente a la principal generadora de empleo del estado y del país.

Hasta el momento vemos con gran tristeza y decepción que el Gobierno Federal no está haciendo nada para incentivar a quienes somos los que generamos empleos y riqueza para México, es lamentable que no contemos con apoyo como lo han hecho otros Gobiernos Federales de otros países incluso con mayor pobreza que el nuestro.

Las vacunas han comenzado a llegar, pero eso no significa que la pandemia ya concluyo, sigamos cuidándonos para no tener más pérdidas de empleos y cierres definitivos de negocios.