Nuevamente IATA advierte sobre fallas de Santa Lucia

0
57

A decir verdad| Por Rubén Iñiguez.
Twitter: @rubengdl

Dice el refrán: “sobre aviso no hay engaño”, y al respecto no es la primera vez que la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), amonesta al gobierno mexicano del error de cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional en Texcoco, y en su lugar intentar construir pistas adicionales en la base militar de Santa Lucía.

“No es lo mismo hacer una base aérea que un aeropuerto” sentenció Alexandre de Juniac, presidente CEO de la IATA quien añadió: “La conversión de la base aérea de Santa Lucía, llevará tiempo y una inversión significativa, y los militares tendrán que adquirir experiencia en la gestión de un aeropuerto civil, algo muy diferente en comparación con una base aérea castrense”.

El organismo internacional dijo que la cancelación del NAIM y la operación de un nuevo sistema aeroportuario, no parece la mejor solución para México, ya que la distancia entre un aeropuerto y otro, complicaría mucho sus conexiones. El dirigente de IATA fue directo y señaló: “La decisión de abandonar el nuevo aeropuerto dificulta el desarrollo de las aerolíneas y también tiene un impacto negativo en toda la economía mexicana. Las alternativas distan de ser las mejores”.

Esto se dio a conocer durante la celebración del Summit Aéreo o Cumbre de Aviación en México 2019.

La honestidad valiente que pregonó el presidente Andrés Manuel, ha ignorado hasta el momento este tipo de advertencias, haciendo más caso a la opinión de Javier Jiménez Espriú, actual Secretario de Comunicaciones y Transportes. Aún y cuando la valoración técnica de todo el sector aeronáutico nacional e internacional, es contrario a lo que ha dicho el gobierno federal.
Remediar esa medida, sería un gesto transformador, pues resulta difícil de comprender, que objeto tiene que los militares administren en un aeropuerto comercial, lo que sin duda les dará un protagonismo inusual que rebasa a los sexenios anteriores.

Lo sabio será enmendar un error colosal y retomar la construcción del NAIM, que además ya reportaba un avance de 32.15 por ciento, por lo que su cancelación, representa pérdidas de 120 mil millones de pesos, según un reporte de Grupo Financiero Monex y estimaciones de otras corredurías como UBS Citibanamex.

Eso sí, a los empresarios que hayan cometido un acto evidente de corrupción, se les excluya del proyecto y se les sancione con una pena ejemplar, pero el no continuar con la construcción del aeropuerto en Texcoco, podría afectar de manera considerable las arcas del país, por aferrarse a un sistema aeroportuario innecesario y tal vez absurdo.