Los caminos del Foro
Círculo Rojo


Cumplimos dos años ya de la conformación del Foro Nacional de Periodistas y Comunicadores A. C., organización de la sociedad civil integrada por y para periodistas de todo el país. Y en ese andar, 11 de abril de 2014 podemos decir que resulta ser una auténtica opción de unidad del gremio periodístico.

Son más de 22 estados los que hoy por hoy nos hemos agrupado para ser algo más que una simple asociación, que sin demérito de las labores que cumple cualquier otra agrupación de equis fin, busca en términos generales unidad, crecimiento, profesionalización, identidad, pero sobre todo, promover un profundo espíritu de unidad nacional.

Primero que nada, definamos que ese espíritu de unidad nacional convoca a quienes nos desempeñamos a este, que es el oficio más bonito del mundo, a poner nuestras plumas al servicio de nuestro gran país que es México.

Nosotros, quienes formamos parte del foro estamos convencidos del gran país en el que nos tocó nacer, lleno no solo de tradiciones, de enorme riqueza cultural y ni se diga de su riqueza de recursos naturales, sino de la enorme riqueza de su gente, de nuestra gente, de nosotros mismos.

Por ende, el Foro pretende dejar en claro que la primera labor de quienes lo conformamos radica en la búsqueda de la verdad, pero no de cualquier verdad, sino de aquella que contribuya al despertar de la consciencia nacional en favor de nuestra Patria.

Sin falsa demagogia en el Foro queremos firmemente que la labor periodística esté enfocada no al periodismo mercenario que se puede encontrar en cualquier lugar de nuestro país y del mundo. No al periodismo que solo busca promover la desconfianza entre connacionales, derrotismo difundiendo noticias de que todo está mal en nuestro país.

Es cierto, México enfrenta enormes retos, angustiantes, dolorosos y en algunos casos tristes. Pero eso no es todo el país, también hay infinidad de mexicanos que día a día se esfuerzan y trabajan para engrandecer a nuestra sociedad. Es una de nuestras principales misiones fomentar entonces esa otra cara que nadie quiere mostrar hoy día, tal vez porque no es escandalosa, porque no llama la atención del lector, en fin, porque no vende.

Es importante también señalar que no tampoco buscamos la promoción irresponsable de noticias que pretendan engañar al lector haciéndole creer que todo está bien, que todo es color de rosa. Sino buscar ese equilibrio para decir y señalar aquello que no está bien, y que debe ser corregido. Exponerlo, pero también señalar y decir aquello que no solo está bien hecho, sino que además contribuye con nuestra sociedad.

Dos años ya en que de extremo a extremo de nuestro país, desde Tijuana y hasta Yucatán surge esta iniciativa periodística. A Dios gracias, avanzando…

Por: Iván Duarte
Ver más de Iván Duarte
iván imagen destacada columnista

Previous Y así comenzó todo
Next Patrimonio Seguro, de gira por el estado