El reinado del Caos, enfilados a un gobierno mundial
Círculo Rojo


Múltiples son los factores que tienen sumido a México en un caos que se incrementa e incrementa cada vez con una mayor velocidad cual espuma en el vaso.

Una izquierda que avanza de forma sostenida, sistemática y financiada, alimentándose de forma parasitaria del justo hartazgo social de las políticas de los líderes de gobierno que simplemente no acaban por funcionar, sea del partido que sea.

Financiada, auspiciada y alentada por el grupo de países de izquierda, nuevo socialismo y originalmente comunismo que se lidera desde Cuba, y en donde están países como Venezuela, Bolivia, Brasil, entre otros. Todos vendiéndose mediáticamente en los medios masivos de comunicación como la octava maravilla del mundo, pero sumiendo en la realidad en la miseria a sus pueblos.

El incremento de la violencia alentada por medios de comunicación interesados únicamente en hacer dinero, promoviendo basura televisiva como las series de narcotráfico que buscan hacer héroes e incluso como todo un estilo de vida de envidia, enredarse en este cáncer social que envenena a diario cientos de jóvenes connacionales.

El proyecto de homosexualización del 50 por ciento de la población de todo el mundo y auspiciado, promovido y financiado desde la Unesco en la Organización de las Naciones Unidas.

Es curioso que la agenda de los benefactores de los derechos humanos, esas blancas palomas que se dicen los superhéroes defensores de las minorías, intente imponer la misma agenda en todo el mundo.

Es curioso también que justo ahora que un tema de trascendencia como la simple unión de un hombre con una mujer, en donde se privilegiaba a la mujer para protegerla, ahora se vea con los ya desgastados ojos de Enrique Peña Nieto como algo que con el cambio de palabras ya pueda ser entre dos personas de mismo sexo que buscan esa unión.

La agenda marca al aborto, las drogas, la homosexualidad, como derechos humanos, como algo a lo que todo individuo debe acceder si así lo desea.

Faltan las otras minorías. Las que no son tomadas en cuenta, las que son silenciadas e ignoradas porque en seguida son calificadas por “ultraderecha”, “conservadores”, “retrógradas”, etc., etc.
Y hablando de minorías y en el tema específico del proyecto secundado por Enrique Peña Nieto. Lo que no se ha mencionado es que de diferentes países en toda Europa han surgido voces en contra del matrimonio igualitario, y de la adopción de menores.

Nada se dice de esos países de primer mundo que han empezado a rechazar las uniones homosexuales porque simplemente se han dado cuenta de que nada de provecho ha traído a su nación.

Un ejemplo de ello es el movimiento francés “Homeovox” surgido y encabezado desde 2012 por Nathalie de Wiliencourt, dama declarada lesbiana que argumenta con decenas de homosexuales no estar de acuerdo con la unión igualitaria y mucho menos la adopción, en opinión de los mismos homosexuales.

Pero esto no se toma en cuenta. Esta gente no entiende de razones, vaya ni siquiera Peña Nieto tiene autoridad ya para cambiar de opinión, simplemente hace lo que le mandan. Llevarnos a un proyecto de gobierno mundial.

Iván Duarte
Ver más de Iván Duarte

iván imagen destacada columnista

Previous Francisco de Montejo, el Adelantado
Next <p> MALO, dispuesto a reventar a México; divide y enfrenta <br> Detrás de la Noticia </p>