dónde y adonde


El adverbio adonde denota movimiento, sólo puede construirse con verbos que así lo requieran: el lugar adonde voy; el hotel adonde nos dirijimos; el adverbio donde, en cambio, se construye con verbos que no indiquen movimiento: la oficina donde trabajo; el almacén donde compramos tu traje. Igualmente cuando interrogamos, diremos: ¿en dónde vives? , ¿adonde fuiste?

Previous Arranca ciclo escolar 2017-2018
Next Pablo Gamboa reconoce labor de trabajadores de la industria yucateca