Contratista de Pemex quiere controlar gremio de ingenieros

0
77

Con la fuerza de “la chequera”, un poderoso empresario contratista de Petróleos Mexicanos (Pemex) estaría a punto de hacerse del control de la organización que aglutina a 60 asociaciones de ingenieros de distintas especialidades, en un movimiento que genera malestar entre los ingenieros agremiados en el país.

Alfonso Domínguez Gil, proveedor sobre todo de Pemex Exploración, no ha reparado en gastos para literalmente “comprar” la presidencia de la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros (UMAI), una agrupación que tiene casi 70 años de vida y por donde han desfilado destacados profesionistas que han sido después altos funcionarios públicos.

Desde fines de 2019, el mencionado contratista se ofreció a pagar las cuotas y regularizar a todos aquellos integrantes que estuvieran rezagados en sus aportaciones gremiales, con tal de sumarse a su proyecto de encabezar a la UMAI.

Domínguez Gil irrumpió en la vida de la organización gracias a los patrocinios constantes que hacía de viajes, desayunos y comidas para los miembros y fue ésta la fórmula que empleó para conseguir al menos el compromiso de que sería apoyado en sus planes para conseguir la presidencia de la unión.

Por principio de cuentas consiguió que le cedieran la presidencia de Ingeniería, Sociedad y Política (ISPAC), una de las asociadas, para estar en condiciones de contender en las elecciones que fueron convocadas el 10 de abril pese a que se vive en México una emergencia sanitaria por el covid 19.

Todas las asociaciones que quisieran participar en el proceso tenían que estar al corriente con el pago de cuotas y por ello se hicieron múltiples pagos en efectivo en dos y hasta en tres ocasiones. Hubo casos de pagos en el mismo cajero por 6 agrupaciones con apenas minutos de diferencia.

Dos empresas directamente ligadas al campo de la exploración petrolera (actividad preponderante de Alfonso Domínguez Gil), cuyos nombres son Metales y Minerales Mex e Ingeniería y Arquitectura integral, realizó transferencias para pagar cuotas de distintas asociaciones, registrándose pagos duplicados o sin consentimiento de los asociados.

Quien es responsable del proceso electoral interno, Gustavo Arvizu, envió correos e hizo circular copias de depósitos y transferencias cuando menos a 25 agrupaciones para que justifiquen o aclaren los pagos recibidos por terceros a su favor.

Ante este panorama de pagos y transferencias  irregulares dentro de la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros, algunos de sus miembros advierten de la desesperación de Domínguez Gil por llegar a la presidencia en el proceso electoral donde por cierto es candidato único.

Demandan una auditoría a las finanzas de la unión para clarificar el manejo de los recursos y las operaciones que involucran al poderoso contratista de Pemex, quien al parecer pretende utilizar la unión para sus negocios y una muestra de ello es que en la planilla incluye a Gustavo Hernández, ex director de Pemex Exploración quien lo beneficiara con algunos contratos.

Los ingenieros inconformes, advierten que en medio de este desaseo, no es posible celebrar elecciones para la renovar la dirigencia de la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros, organización que se ha mantenido libre de escándalos en casi 70 años de vida.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here