Adelantan diputados federales su rechazo a las propuestas de EPN


Mexicali, BC.- (MonitorBC.info).- Diputados federales del Partido Acción Nacional (PAN) y el del Encuentro Social (PES) por Baja California, adelantaron su rechazo de aprobar las propuestas legislativas del presidente Enrique Peña Nieto, en relación a las uniones homosexuales, publicó el viernes pasado el periódico digital MonitorBC.

En la sala Gobernadores del Poder Ejecutivo, dirigentes de sectas cristianas pidieron a los diputados federales, rechazar esta pretensión legislativa del gobierno, que atentan contra la familia y los principios de los mexicanos.

Los diputados panistas y el de Encuentro Social se manifestaron en favor de la vida y de la familia, durante una reunión celebrada el pasado 06 de agosto con Francisco Rueda Gómez, secretario general de Gobierno.

Guillermo Montaño, representante en Baja California del Frente Nacional por la Familia, pidió a los diputados federales que rechacen esta medida y que convenzan a sus compañeros de la actual legislatura que también se unan a esta negativa.

En la reunión –privada–, estuvieron los diputados panistas Gina Cruz Blackledge, Luz Argelia Paniagua, Eloísa Talavera, Exaltación González, Wenceslao Martínez, Teodoro Barraza y el pesista José Alfredo Ferreiro Velasco.

Gina Cruz se manifestó a favor de la vida y de la familia, por lo que adelantó que votará en contra de todas aquellas iniciativas que atenten contra estos principios que son la base de la sociedad mexicana.

Este es un tema en el que los 16 diputados federales de Baja California deben estar inmersos, aseveró, sobre todo, cuando esta entidad es punta de lanza en defender los valores de la vida y la familia.

Apuntó que los diputados federales por Baja California tienen una gran responsabilidad, la de defender la voluntad de las mayorías, ya que el gobierno federal no puede imponer situaciones sin analizar sus posibles consecuencias en las familias mexicanas.

Previous Jóvenes promueven uso de la bicicleta como medio alternativo
Next Nadie diga “querramos”